Exposición ““LAS BULAS DE INDULGENCIAS DE CUÉLLAR””

EXPOSICIÓN

“LAS BULAS DE INDULGENCIAS DE CUÉLLAR”

Concejalía de Cultura y Educación de Cuéllar

 

 

 

“Si comenzare a agonizar le pondrán delante las imágenes que pudieren, y le darán a besar la Cruz, y l

e echarán agua bendita, y le pondrán al cuello o cabo o en el seno las bulas que ha tomado, y todos los rosarios y cuentas de perdones que tiene, y las insignias o hábitos de las Cofradías en que entró, y pedirá la absolución, e indulgencia que se le da por virtud de ellas” (Juan Bautista Santoro, 1594).

 

La actitud piadosa de muchos cristianos les llevaba a formar parte de cofradías, a realizar obras piadosas, a participar en actos devocionales y, en su preparación para el muerte, a tomar bulas de indulgencias.

Isabel de Zuazo y de Martín López de Hinestrosa no fueron una excepción y en el cuerpo de la mujer, enterrado en la iglesia de San Esteban de Cuéllar, se halló un amplio número de bulas de indulgencias, al menos 66, que se han convertido en el conjunto más importante que se conserva perteneciente a una familia

 

Su amplia cronología, desde 1484 hasta 1544, aumentan su valor y forman un testimonio histórico excepcional.

 

Las bulas de Cuéllar han sido el motivo central de la exposición de Las Edades del Hombre y de diversos estudios, por lo que su hallazgo ha tenido una gran repercusión tanto en la villa como en la zona, además de revelarnos un modelo de sociedad, unas prácticas para afrontar la vida como tránsito al más allá.